La lluvia varía geográficamente

La lluvia no cae en la misma cantidad alrededor del mundo, o aún en diferentes partes de un mismo país. Aquí en el estado de Georgia en los Estados Unidos, llueve constantemente durante todo el año (especialmente durante los fines de semana y los días festivos), entre 100-127 centímetros (40-50 pulgadas) por año. El agua que llueve aquí en un mes puede ser más que la que cae durante todo un año en Las Vegas, Nevada. El récord mundial de lluvia lo tiene Mt. Waialeale, en Hawaii, en donde llueve un promedio de 1,140 centímetros (450 pulgadas) por año, y aún recibió 1,630 centímetros (642 pulgadas) durante un período de 12 meses (¡es casi 5 centímetros [2 pulgadas] diariamente!). Todo lo contrario ocurre en Iquique, Chile, en donde no llovió por un total de 14 años.

En promedio, cada uno de los 48 estados de la Unión Americana recibe suficiente precipitación pluvial en un año para cubrir la tierra a una profundidad de 76 centímetros (30 pulgadas). Esto es, cerca de 1,430 millas cúbicas de agua, que pueden tener un peso (cerca de 28.3 kilogramos [62.4 libras] por pié cúbico) o cerca de 6.6 billones de toneladas. Los Estados Unidos tienen la fortuna de recibir lluvia en la mayoría de sus estados.

 

 

La lluvia se convierte en agua superficial y agua subterránea

Al caer la lluvia sobre la tierra, ésta se filtra dentro de la misma o se convierte en escurrimientos de la lluvia, los cuales fluyen a los ríos y lagos. Lo que ocurre con la lluvia al caer a la tierra depende de muchos factores, tales como:

  • El índice pluvial - Cuando cae mucha lluvia durante un período corto de tiempo, el agua tiende a correrse hacia los arroyos en lugar de empapar la tierra.

  • La topografía de la tierra - La topografía es el "trazo de la tierra" -- los cerros, valles, montañas y cañones. El agua que cae a la tierra de cerros y valles corre hacia niveles bajos hasta llegar a ser parte de un arroyo o un lago, o empapa y cubre la tierra.

  • Condiciones del suelo - El suelo en la parte sureste de los Estados Unidos está compuesto de arcilla densa y la lluvia no penetra en ella fácilmente. En contraste con lo que ocurre en el suelo arenoso en áreas más desérticas, que permite que el agua se absorba rápidamente.

  • Densidad de la vegetación - Siempre se ha sabido que el crecimiento de las plantas ayuda a disminuir la erosión causada por el agua que fluye sobre ella. Si usted se fija en los cerros que no tienen vegetación, observará zanjas y canales creados por el agua que corre sobre la tierra.

Cantidad de urbanización - Mientras una ciudad se construye, mucho dinero se gasta en obras de construcción encaminadas a mover el agua fuera de las áreas urbanizadas . Los caminos, el pavimento y los estacionamientos crean áreas impermeables en donde el agua no puede filtrarse dentro de la tierra. En su lugar, estos escurrimientos fluyen hacia riachuelos y arroyos que no tienen la capacidad natural para sostener tanta carga de agua en tan corto tiempo. Esto puede causar problemas de inundaciones en áreas urbanas.